Categorías
Noticias y curiosidades

El mayor de los hijos de Michael Jackson podría ir al colegio por primera vez

El hijo mayor de Michael Jackson, Prince, de 13 años, podría comenzar a ir a un colegio por primera vez en su vida en el último trimestre de este año, ha informado la web del semanario US Weekly.

Prince, Paris, de 12 años, y “Blanket”, de 8, hijos del rey del pop fallecido el pasado 25 de junio, han recibido hasta la fecha su educación escolar a través de un profesor en su domicilio.

Una situación que podría cambiar para Prince, quien de común acuerdo con su abuela y tutora Katherine Jackson, estaría dispuesto a incorporarse a una escuela privada junto con otros niños.

“Él está listo para independizarse y tener una experiencia más socializada”, dijo el abogado de Katherine Jackson Adam Streisand.

En una entrevista concedida por la abuela de los niños y madre de Michael Jackson, a un periódico británico recientemente ésta sugirió que todos sus nietos tendrían que ir a la escuela.

Durante la vida de Michael Jackson, sus tres hijos vivieron en un entorno familiar muy protegido por su padre y a salvo de la mirada de las cámaras, algo que comenzó a cambiar con el fallecimiento del artista.

Los menores fueron parte activa en los actos públicos del funeral de su padre y posteriormente han sido protagonistas de varios vídeos en internet.

Categorías
Internet y Tecnología Ninguno de los anteriores Noticias y curiosidades

Una línea telefónica para confesar tus pecados

“Para el asesoramiento sobre la confesión, pulse uno; para confesarse, pulse dos; para escuchar algunas confesiones, pulse tres”. No es una broma. Por 0,34 euros el minuto, los católicos franceses pueden confesar sus faltas por teléfono.

Pero esto no es una línea oficial de la Iglesia Católica. Al otro lado del teléfono no habrá un sacerdote que le absuelva de sus pecados. Le Fil du Seigneur (La línea del Señor) es una iniciativa que ha puesto en marcha un grupo de católicos que trabajan para AABAS, una pequeña empresa de París que ofrece mensajería telefónica, con motivo del inicio del período de ayuno de la Cuaresma cristiana.

“¿Por qué no poner la tecnología al servicio de la espiritualidad?”, preguntan los autores de la iniciativa en su página web lefilduseigneur.com, donde informan de dos modalidades de llamada 0 826 96 80 16 a 0,15 euros/ minuto; o al 0 892 46 DIOS a 0,34 euros / minuto, aunque aseguran que el 40 por ciento del importe de este segundo número va destinado a una asociación caritativa.

Categorías
Noticias y curiosidades

París inaugura el sistema para pasar la aduana poniendo la huella digital

Este mecanismo permitirá evitar el control de los agentes. A cambio hay que registrar la documentación y las huellas digitales. Esta simplificación administrativa es totalmente voluntaria.

Dos zonas de paso de aduana del aeropuerto Charles de Gaulle de París estrenaron el lunes el dispositivo que va a permitir, a los pasajeros que lo quieran, evitar el control de los agentes a condición de que pongan en una máquina su pasaporte y su huella digital.

Durante las próximas semanas los viajeros únicamente podrán registrarse en el fichero nacional francés que se va a constituir, ya que el paso automático empezará a funcionar el 16 de noviembre en Charles de Gaulle, explicó una portavoz del Ministerio de Inmigración.

Está previsto extender a finales de año el dispositivo a Orly, el segundo aeropuerto de París, al sur de la capital, y más adelante a más plataformas aeroportuarias de otras grandes ciudades. Aquellos que estén interesados deben registrarse con su documentación e imprimir en una máquina las huellas de los dedos de las dos manos (todos salvo los pulgares). Se guardarán durante cinco años y no podrán dedicarse a otros usos.

La portavoz insistió en que el dispositivo, bautizado PARAFES (Paso Automatizado Rápido en las Fronteras Exteriores Schengen) “no tiene ningún carácter obligatorio” y que podrán optar por él las personas mayores de 18 años que tengan un pasaporte de alguno de los países en los que está en vigor el Tratado Schengen.

“Es una medida de simplificación administrativa” que tiene particular utilidad para los viajeros que utilizan con frecuencia el avión, llegan con el tiempo justo y quieren evitar colas en el control de documentación, señaló.

El dispositivo consiste en un primer autómata en el que se introduce el pasaporte y que permite franquear una primera puerta hasta un espacio donde hay una segunda máquina en la que hay que poner el dedo para identificar al propietario del documento, lo que abre una segunda puerta que da acceso a la sala de embarque. Este sistema de paso automatizado de las aduanas ya funciona en otros países europeos, aunque en alguno de Escandinavia la verificación de la identidad no se hace con las huellas digitales, sino con el iris.